¿Cómo logramos ver los distintos colores?

La visión es uno de los sentidos más usados por el ser humano. La capacidad de distinguir objetos así como sus colores nos guía en el día a día. ¿Cómo se lleva a cabo la percepción de los colores de nuestro entorno? Lo descubriremos a continuación.

La luz del exterior entra en contacto con la córnea, la capa más externa del ojo que permite protegerlo y concentrar la luz en la retina. A continuación, la luz atraviesa el centro del ojo por la pupila. El iris rodea la pupila y regula la cantidad de luz que entra en el ojo. Una vez atravesada la pupila, la luz se encuentra con el cristalino. Se trata de una lente que adapta su forma para enfocar los objetos y permite dirigir la luz hacia la retina. Por último, la luz impacta sobre la retina en la capa interna del ojo. La información recogida en esta zona se envía al cerebro a través del nervio óptico para formar la imagen de los objetos que nos rodean.

 

Anatomía ojos
Anatomía del ojo humano

La percepción del color tiene lugar en la retina. En esta zona encontramos las células encargadas de la visión: los fotorreceptores. Se trata de neuronas especializadas en transformar la luz del exterior en impulsos nerviosos, que son enviados al cerebro e interpretados para crear una imagen. Existen dos tipos de fotorreceptores:

  • Los conos,encargados de percibir el color y crear la visión cromática. Actúan en
    presencia de la luz y captan los detalles de los objetos.
  • Los bastones, encargados de la visión nocturna y acromática (sin color). Permiten obtener la imagen periférica de nuestro entorno.

Para descubrir cómo diferenciamos los colores, debemos centrarnos en los conos. Se dividen en tres tipos según la longitud de onda de la luz que detectan: onda corta (color azul), onda media (color verde) y onda larga (color rojo). Todos los colores que vemos surgen a partir de la combinación y estimulación de los tres tipos de conos anteriores.

El color de un objeto viaja con una longitud de onda determinada. Esta provoca la estimulación de los distintos conos. La activación de esta célula genera un impulso nervioso que se envía al cerebro, a través del nervio óptico. Una vez en el cerebro, se analizan los distintos impulsos y su intensidad para interpretar el color del objeto.

El daltonismo es una condición genética en la que se ve afectada la percepción de los colores. Se debe a la ausencia o al defecto de la función de uno o más tipos de conos. A nivel biológico, alguno de los conos no funciona correctamente o no está presente dentro de la retina, de forma que no se percibe toda la información sobre el color de un objeto. Existen distintos grados de afectación: algunas personas tienen problemas para distinguir entre varios colores, otras no pueden percibir algún color en concreto e, incluso en algún caso, los afectados no pueden ver ningún color. Cuántos más tipos de conos están afectados, menos colores se pueden ver. Esta condición es más frecuente en hombres. A pesar de no existir una cura, hay disponibles gafas que pueden corregir o refinar la percepción de los colores en estas personas. No obstante, su precio es elevado y no son compatibles con otros tipos de gafas. El daltonismo se incluye dentro de la condición de deficiencia de la visión cromática, la cual engloba otras posibles causas que afectan ala percepción de los colores.

Cuántos más tipos de conos están afectados, menos colores se pueden ver.

La técnica diagnóstica más utilizada es el sencillo test de Ishihara, basado en imágenes multicolores con formas o números. Si la persona padece daltonismo, encontrará difícil distinguir muchas de las formas del test. Para poder comprender cómo se perciben los colores con esta condición, existen simuladores de daltonismo que imitan la visión según los distintos grados de afectación de los conos.

Test de Ishihara

Si te ha gustado el artículo, ¡dale a me gusta y comparte!

Referencias:

  1. American Academy of Ophthalmology. Fotorreceptores Disponible en: https://www.aao.org/salud-ocular/anatomia/fotorreceptores Fecha de acceso: noviembre 2020
  2. Amercian Academy of Ophthalmology. Cómo ven los humanos en color. Disponible en: https://www.aao.org/salud-ocular/consejos/como-ven-los-humanos-en-color Fecha de acceso: noviembre 2020
  3. Badawy, AR et al. Contact lenses for color blindness. Adv Healtchare Mater 2018:7;1800152
  4. Manual MSD. Estructura y función de los ojos Disponible en: https://www.msdmanuals.com/es-es/hogar/trastornos-oft%C3%A1lmicos/biolog%C3%ADa-de-los-ojos/estructura-y-funci%C3%B3n-de-los-ojos Fecha de acceso: noviembre 2020
  5. Prevent Blindness. Color blindness. Disponible en: https://preventblindness.org/color-blindness/ Fecha de acceso: noviembre 2020

Imagen de Vecteezy y Freepik

Artículos recomendados

2 comentarios

  1. Muy interesante! Que curioso que afecte más a los hombres que a las mujeres. ¿Se sabe el por qué? Gracias 🙂

    1. Hola Núria,

      Sí, se conoce. Para entender la mayor frecuencia de daltonismo en hombres hemos de hablar de genética. Si una persona es daltónica, tiene alterado el «gen del daltonismo» situado en el cromosoma X. Como sabrás, biológicamente las mujeres son XX y los hombres XY. Si una mujer tiene uno de sus cromosomas X con el gen alterado y el otro cromosoma X con el gen normal, no sufrirán daltonismo. Digamos que los genes entre ellos «se compensan». En cambio, un hombre solo tiene 1 cromosoma X. Si el gen del daltonismo está afectado, no puede compensarse con el gen de otro cromosoma X, así que sufrirá daltonismo.

      Simplificando: si eres hombre solo necesitas tener 1 cromosoma X con el gen afectado para ser daltónico, mientras que una mujer ha tener los 2 cromosomas X afectados. Es una cuestión probabilística.

      Espero haber aclarado tu duda!🤗 Si no es así, por favor ponte en contacto conmigo en infopaulagranado@gmail.com y te enviaré una explicación más detallada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.